Responsabilidades del Aparejador Zaragoza

Comparte

Responsabilidades del Aparejador Zaragoza

 

Conseguir el mejor aparejador Zaragoza, le permitirá garantizar el éxito de su obra de construcción y el correcto cumplimiento de los tiempos establecidos.

Para lograrlo, hace falta definir algunos elementos, pero sobre todo estar muy seguros y confiados de contratar a un profesional que, en lugar en darle dolores de cabeza, le ofrezca la tranquilidad de un trabajo bien hecho.

Conseguir aparejador Zaragoza

Conseguir un aparejador en Zaragoza, no es una tarea demasiado complicada. Sin embargo, lo primero que debemos definir es el concepto de aparejador, para que esté muy claro.

Un aparejador es el profesional que se encarga de dirigir la ejecución de las obras de construcción, asegurándose para ello de conseguir las herramientas y materiales necesarios, y de llevar a cabo las técnicas para conseguirlo.

El aparejador no debe confundirse con el arquitecto. Este último es la persona que se encarga de llevar adelante el proyecto por completo, desde la idea principal hasta la finalización de las labores y además es el responsable de la obra ante el Estado durante 3 años luego de su culminación.

Por su parte, el aparejador es el encargado de la obra de construcción, es decir, algo así como el director de una orquesta.

Cuenta con un gran número de responsabilidades, pero además con un equipo de trabajo al que le delega la ejecución de algunas tareas. En muchos casos, para poder llevar adelante una obra de construcción, la normativa legal de ciertos estados y países exige la intervención de un arquitecto y de un aparejador Zaragoza.

El aparejador es la persona que define la cantidad de materiales que se usarán y el tiempo que dilatar a la ejecución de la obra. Estos temas generalmente los discute directamente con el arquitecto, quién es la persona que le da la información a quien ha contratado la obra.

Responsabilidades del aparejador

El aparejador en Zaragoza o en cualquier otra parte del mundo cuenta con algunas responsabilidades que debe cumplir a cabalidad.

Generalmente la responsabilidad de la contratación del aparejador le corresponde al arquitecto, pues es él el responsable de conseguir que la obra que ha plasmado o discutido con un cliente se lleve a cabo.

Esto no quiere decir que el cliente no se encuentra directamente involucrado en la construcción, por lo que debe conocer al aparejador y conseguir información con el de primera mano.

  • Dirección de los trabajos. La función principal por la que son conocidos los aparejadores, es la dirección general de toda la obra de construcción. Esto significa que ante los las autoridades y ante el cliente, él es el responsable de todo lo que ocurra dentro de los espacios donde se está realizando la construcción.

 

El aparejador Zaragoza cuenta con un equipo de trabajo, en el cual se delegan responsables por área. Es decir, dentro de la obra puede haber alguien específicamente delegado para el resguardo de los materiales, pero cada uno de estos responsables de área rinden cuenta al aparejador.

 

  • Revisión de los materiales. Como responsable de la obra, el aparejador debe verificar el estado de los materiales que se reciben para la construcción, garantizando que sean los solicitados por el arquitecto o el cliente, y que cumplan con los estándares de calidad. Asimismo, parte de su función es cubren el resguardo de los materiales.

 

  • bien si el aparejador cuenta con su propio equipo de trabajo o si este ha sido subcontratado, es su responsabilidad asegurarse que durante la ejecución de la obra se cumplan con las normativas de protección y seguridad del personal que allí labora. Esto incluye el uso de equipos de protección personal y el respeto por las medidas de seguridad.
Back to Top